Web Analytics
 
Buscar
  • Logical Commander Software Ltd

"Nuevos riesgos con cada nueva oportunidad, y nuevas oportunidades con cada nuevo riesgo”

Actualizado: ago 24



Al adoptar prácticas inteligentes y funcionales frente a los riesgos estratégicos, los líderes pueden posicionar mejor a sus organizaciones siendo proactivos y avanzando simultáneamente con el entorno dinámico actual, proyectando así a su organización hacia el crecimiento futuro.

A pesar de que durante los últimos años muchas organizaciones dedican enormes recursos a la detección, prevención y gestión de riesgos, la mayoría de los equipos de liderazgo aún carecen de una prospectiva clara de los riesgos existentes en sus organizaciones y de formas confiables de cómo detectarlos, prevenirlos y abordarlos, reaccionando con demasiada lentitud lo cual no solo puede causar un daño más inmediato, sino que puede desembocar en una crisis más amplia.

En consecuencia, menos organizaciones disponen de la capacidad de anticipación ante esos riesgos ya que no cuentan con datos fiables para asignar sus recursos de manera que aprovechen el riesgo como oportunidad estratégica para mejorar los factores claves de valor, mientras que al mismo tiempo se neutralizan las fuerzas que pueden socavar esos factores.

Actualmente los riesgos son más dinámicos, omnipresentes e interactivos y potencialmente más devastadores que nunca, pudiendo así destruir el valor construido durante décadas en cuestión de días.


Si bien cada organización enfrenta riesgos similares que varían de industria a industria, aunque en escalas y maneras diferentes, estos desafíos exigen un cambio en el enfoque de la gestión tradicional, desde la gestión de riesgos como una función corporativa a la gestión de riesgos como una disciplina que está integrada en toda la empresa y se considera un activo estratégico, ya que la gestión de riesgos tradicional no está equipada para abordar aquellos riesgos que evolucionan a menudo presentando amenazas que no se han presentado o detectado antes.


Ciertamente en los últimos años, se ha empezado a tener mayor conciencia del riesgo y de la urgencia en detectarlos eficazmente, prevenirlos y gestionarlos, induciendo a las directivas en las organizaciones a que asuman mayor responsabilidad por la administración de riesgos y buscar formas estratégicas de equilibrar aquellos riesgos con la oportunidad. Se dan cuenta de que el riesgo ya no es una mirada anual al informe de auditoría interna y que la gestión de riesgos estratégicos puede ayudar a sus organizaciones a aprovechar las oportunidades de manera equilibrada mientras a la vez genera mayor valor y ventaja competitiva.


No obstante, la gestión de riesgo empresarial tradicional no es igual a las demandas del entorno disruptivo y dinámico, ya que actualmente se necesita de un enfoque que considere la gestión de riesgos empresariales no solo como prevención de pérdidas sino como creación de valor, y aliente a las organizaciones a ser “inteligentes frente al riesgo” a medida que evolucionan los mismos riesgos.



¿Cómo pueden las organizaciones mejorar su gestión de los riesgos internos?


Uno de los primeros pasos es crear conciencia en los directivos y miembros de las empresas, y hacer que el riesgo interno sea parte de una agenda recurrente. Las organizaciones deben dejar de ser reactivas a los problemas y perdidas cuando ocurre un caso de riesgo y procurar estar mejor preparadas. Comenzando con la estrategia corporativa y hacer que la conciencia de la gestión de riesgo sea parte de eso.

Para el desarrollo de la gestión de riesgos es necesario contar con modelos y herramientas adecuadas a sus contextos, pero que a la vez propicien la medición o valores del nivel del riesgo que facilite la identificación, interpretación de resultados y análisis de riesgo y que en dependencia de ese nivel de importancia se determinen acciones de prevención, mitigación de los daños y tratamiento respectivo según la importancia declarada.


Ser proactivo en la gestión de riesgos hace que la organización tenga mayores oportunidades de crecer, elevar la rentabilidad, ganar confianza y proyectar la organización hacia el crecimiento futuro.


Abordar el ecosistema de riesgos cada vez es más amplio y sin duda, resulta ser un desafío. Pero se puede lograr desarrollando una visión clara para la gestión de riesgos y tomando medidas prácticas para hacer realidad esa visión.

La tecnología como aliada en el entorno disruptivo actual puede facilitar que las organizaciones monitoreen numerosas variables en tiempo real.


La empresa inteligente frente al riesgo busca las oportunidades que presenta el riesgo mientras protege los activos existentes. Crea flexibilidad estratégica mientras mantiene la disciplina operativa. Aumenta la confianza de los altos ejecutivos en sus decisiones al tiempo que brinda seguridad al directorio de que se han abordado los riesgos. Además, descubren nuevas oportunidades para crear valor para las partes interesadas, impulsar el rendimiento y hacer crecer sus negocios. “Para la mayoría de las organizaciones, esto representa una desviación de la forma en que se gestionaba el riesgo en el pasado".


Nuestro sistema RISK-HR ayuda a las organizaciones a obtener enormes cantidades de indicadores que facilitarán el proceso de análisis y monitoreo, permitiendo a las empresas contar con una estructura que no solo identifica en cortos y largos periodos de tiempo o tiempo parcial diferentes niveles de riesgos emergentes y/o conocidos, sino también genera alertas tempranas y permite correlacionar resultados a través del tiempo, otorgando una visión más clara de hacia dónde mirar, que complementado de manera interactiva con el análisis o juicio humano, las organizaciones podrán monitorear cambios, patrones a lo largo del tiempo y destilarlos en información que puedan llevar a la acción.

<